Cuento similar #1

Pensé en contar la historia de un hombre, una persona que pasa las tardes esperando ver el día en que la vea llegar, la conoció, bueno no, no la conoció, la vio hace un poco mas de 8 meses.

Era una tarde lluviosa, se encontraba caminando por el boulevard intentando resguardecerse a cada paso bajo las ramas de los arboles en la banqueta, un par de cuadras le fueron suficientes para darse cuenta que no habría modo de poder escapar a la lluvia a menos que buscara un techo, miró a su alrededor, una tienda de paletas se encontraba abierta en la acera contraria, unos niños comían helados mientras que observaban atentamente las gotas de agua caer por el filo del toldo que cubría la entrada.

Volteo a su derecha y vio una amplia puerta de madera abierta de par en par, buscó algo que le indicara que era dicho lugar y encontró un letrero en la parte superior de la misma, letras doradas labradas en un marco de madera: “Restaurant La Fuente”.

Entró meramente por el instinto de evitar seguirse mojando, se secó los zapatos en un tapete y siguió su camino al interior del lugar, notó que a pocos pasos de la entrada se encontraba una fuente de roca, “de ahí viene el nombre” pensó al tiempo que escuchaba “La Chica de Ipanema” siendo interpretada por alguien en algún lugar de restaurante que él no lograba ver.

Siguió avanzando un par de metros detrás del mesero quien le guiaba a hasta una mesa disponible. Se sentó cerca de una esquina del lugar y ordenó un café americano, sacó su agenda del saco y vio que pendientes tenía para el día siguiente, una junta era lo único apuntado.

Se encontraba guardando la agenda cuando la vio, se encontraba secándose las suelas de los zapatos al tiempo que cerraba el paraguas, la observó pasar por la fuente y seguir avanzando por el restaurant hasta llegar a la mese que le asignaron.

La continuó observado hasta que se retiró, y aun después de eso podía aun ver la imagen de ella leyendo en aquella mesa. Recuerda el tono cobrizo que tomaba su piel fruto de las ventanas del lugar y aun hoy en día, cada que llueve la recuerda a ella, recuerda el “Restaurant La Fuente” y va tomarse un café esperando volverla a ver.

2 thoughts on “Cuento similar #1”

  1. No conocia esta faceta tuya Tonci…keep up the good work, a mi opinon en unos ratos se siente muy saturado del mismo pensamiento, pero es solo una opinon.

    Keep it zombie

  2. Pobre wey, se quedó sin nada :’C
    Está bonito, pensé que sería algo más largo y más obsesivo pero de todos modos me gustó XD

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *